Muchos en su día cuando descubrimos eso que se denomina PCP quedamos maravillados por esa tecnología y se nos hacia la boca agua ante un mundo nuevo que nos brindaba nuevas posibilidades para el aire comprimido.

 Por  mis manos han pasado desde esa época un buen puñado de PCP de muchas marcas y modelos. He de reconocer que las carabinas PCP resultan un salto cualitativo en lo que respecta a las agrupaciones a larga distancia ya que la ausencia de retroceso y la suavidad de todos los mecanismos hacen que este tipo de rifles sean muy amigables desde el primer momento.

 El coste de un PCP de mediana calidad suele estar a partir de los 500€. Lo más normal es que los de calidad empiezan a rondar los 800€. A partir de ahí, la cosa se puede complicar y llegar en un abrir y cerrar de ojos a los 2.000€.

El siguiente elemento a tener en cuenta es el coste del visor pero, como he repetido hasta la saciedad esto, es otra historia ya que la oferta de visores es casi infinita y para gustos y necesidades están los colores.

De todas maneras en estas líneas quiero incidir no solo en el coste teórico de la maquina si no en toda las parafernalia satélite que la rodea que, muchas veces el comprador de PCP no tiene en cuenta pero, esta obligado a comprar si quieres llenar de aire el PCP.

  
Lo más barato.

 

 

 

Para poder llenar el PCP de aire a 200 BAR el usuario de PCP puede comprarse una bomba de llenado a mano. Las hay de diferentes marcas como HILL, BSA, FX, LOGUN, AXOR, etc, pero en realidad se trata de 2 diseños diferenciados con distintos denominativos comerciales. Los diseños son HILL y FX. Siendo BSA otra marca comercial de HILL y LOGUN, AXOR, etc otras denominaciones de FX.

 

Bomba AXOR-FX

 

Las diferencias entre HILL y FX son plausibles entre ellas. Las enumeraremos:


Poder de bombeo o caudal de aire por bombeo: el de FX es superior. Esto simplemente se sabe heurísticamente al contar el número de bombeos para llenar un depósito de 0 a 200 bares (según manómetro de carabina, para igualar las bombas).

 Esfuerzo de bombeo: el bombeo en la FX es menos costoso desde el primer momento. Esto es una apreciación subjetiva entre varios usuarios preguntados y que muchos de ellos han poseído ambas bombas.

Mantenimiento: el mantenimiento de la bomba HILL es más sencillo. Si se cuenta con las herramientas necesarias cualquiera la puede desmontar. Además en fácil encontrar recambios en la geografía española o por Internet. Ambas, por eso, se deben lubricar con grasa pura de silicona sin ningún tipo de humedad para que no afecte a las tóricas. Además este tipo de lubricación no permite que se haga el temido efecto dieseling que dan las grasas derivadas del petróleo.  Se debe ir con mucho ojo al respecto si no se quiere tener un susto importante ya que las presiones internas de estas bombas al final del llenado son de 200 o más bares.

Longevidad: la longevidad antes del primer cambio de tóricas es superior a la FX. Es decir dura más pero, esto no quiere decir que a la larga dure más que la HILL.

Apariencia: la bomba HILL está construida a conciencia. Pesa bastante más que la FX y sus materiales son de primerísimo calidad.

Precisión de manómetros: es idéntica, al menos en las que he testado.

Accesorios: ambas en su versión básica están muy igualadas ya que ambas vienen provistas por un latiguillo de conexión con una hembra de 1/8 BSP que, es compatible con la mayoría de conectores de las carabinas del mercado.

Presiones: las HILL tiene una presión máxima de trabajo de 210 Bar (al menos no recomiendan más presión) sin embargo para la FX es fácil subir la presión por encima incluso de los 230 Bar. Raramente sobrepasaremos los 210 Bar a excepción de que cuentes con un rifle que te lo permita como los BSA que trabajan hasta los 232 Bar.

Extras:en esto tenemos una clara vencedora. La bomba HILL puede incorporar el denominado DRY PACK mientras que la FX se ha quedado atrás en este adelanto.  De hecho hay una versión de la bomba FX con un denominado “cartucho” y, en muchas tiendas se anuncia un filtro interno además de la posibilidad de acoplar un filtro anti-partículas en el latiguillo. Yo conozco esto último (asequible y que se puede comprar en tiendas españolas) pero nunca he visto ni una bomba con cartucho ni con “filtros internos”. Tengo ganas de ver uno. Os muestro una secuencia de fotos pertenecientes a una bomba FX con el famoso “cartucho” pero que creo que no se comercializa en España.

 

 

 

 

El DRY PAC.

 

El DRY PAC no es mas ni menos que un depósito en la admisión de aire de donde se introducen perlas de desecado. El aire aspirado en el retorno de la bomba y que va a parar al depósito de nuestra carabina pasa por esas perlas de desecado extrayendo las moléculas de agua que flotan en el aire debidas a la humedad relativa del ambiente.

 

 

 

Si no se tiene este accesorio extra por el hecho de presionar el aire a muchos bares las moléculas de agua terminan juntándose dando lugar a gotitas de humedad que corroen, primero los mecanismos internos de la bomba y luego internamente los depósitos de nuestra carabina.

 

Como dice un refrán que más vale prevenir que curar, a pesar de la bomba FX ofrece muchas ventajas de partida la mayoría de usuarios de PCP se decantan por HILL como bomba manual y, en particular por la versión con DRY PAC.
Por tanto si quieres una bomba manual HILL ya sabes que hay dos modelos con y sin DRY PAC.
Una cosita más y para aviso de navegantes si te decantas por una bomba HILL: hay varios modelos de bombas. En concreto,  en las fotos,  podéis ver el modelo MK1 y con el Dry Pac el modelo MK2. Básicamente ambos son el mismo mecanismo pero si os fijáis el diseño de algunas piezas es diferente. El modelo MK1 ofrece algunas dificultades a la hora de su desmontaje ya que tiene un diseño poco amigable y, necesita mucha paciencia para desarmarla y, se necesitan herramientas especiales. En la MK2 estos problemas están solucionados por el buen hacer de los ingenieros de HILL. Y por último, es mucho más fácil bombear en la versión antigua que la que tiene el Dry Pac.

 Si barajamos precios la bomba FX es sensiblemente más barata que la HILL sin DRY PAC pero su precio escasamente baja de los 150€ puesta en casa. La HILL son dicho pac ya no se encuentra disponible a no ser que sea de segunda mano. Con el pac su precio se dispara hasta los 240€ de media. Las ganas de bombear, cuestan,…

  Cuando estamos hasta el gorro

 

 

  

Por poco esfuerzo que se tenga que bombear hay circunstancias personales o de competición donde verdaderamente no apetece nada bombear hasta quedarse sin aliento. Para estas circunstancias el usuario de PCP puede adquirir un equipo de buceo:  puede adquirirse una botella de buceo.

 
Hay varios tipos de botellas de buceo en función de la capacidad y la presión de trabajo. La capacidad se mide en litros. Las hay de 0’8, 1, 1’5, 3, 5, 8, 10, 12, 15 litros (seguramente me dejo alguna medida). La presión de trabajo en medida internacional en BARES y en anglosajón en PSI. Las hay de 200, 232 y hasta 300 y poco más si tomamos como referencia los BARES.

 

Como veis las combinaciones entre capacidad y presión de trabajo da diversas combinaciones. Si a esto, le unimos el material de la botella volvemos a multiplicar por dos las posibilidades. Se pueden comprar en acero (lo mas normal y son las que estamos acostumbrados a ver) y las hay en kevlar. Este último material es sumamente resistente a altas presiones y muy ligero en comparación al acero. También, cabe decir que las botellas de kevlar doblan o triplican en precio a las de acero y, por último hay que comprarlas normalmente en el extranjero ya que aquí son difíciles de encontrar.

 

Cual tenemos que elegir.


 Lo que has de tener claro es que tu botella debe ser de 300 Bar. La grifería de estas botellas se denomina Din-300. Esta gritería es especial para soportar los 300 bares de presión en boca de salida que puede dar.

En base a mi experiencia y en la economía familiar lo más normal en comprar una botella de 10 litros (es la más normal y mejor precio relación precio calidad) en acero y de 300 Bar.

 

Pero no es todo. 

A parte de la botella se tiene que comprar el denominado reductor de presión. El reductor acoplado a la botella transmitirá el aire desde esta a la carabina controlando en todo momento que la presión no supere los 200 Bar y que si se supera se pueda dañar a la carabina. El esquema de trabajo es muy sencillo:

  

En muchos casos la carabina posiblemente tendrá manómetro propio incorporado. Cuando este último llegue a los 200 Bar dejar de darle presión al depósito del rifle. De esta manera cumpliremos a rajatabla con lo dispuesto en la garantía del fabricante de la carabina.

   

 

 

En caso de no tener manómetro propio el del reductor nos servirá perfectamente para saber en que rango de presiones nos movemos en el inflado del depósito.

 Solo un apunte más. Antes de ponerse a llenar el depósito del rifle por favor asegúrense de que el manómetro del reductor marca igual por ejemplo que el de la bomba HILL (por poner un ejemplo). Se ha de tener en cuenta de que las presiones de trabajo son enormes y que se ha de andar con mucha precaución y tiento para que no sufra ningún accidente ni la carabina ni el usuario.

 No nos tenemos que preocupar de la conexión entre la botella y el reductor ya que es Din-300. Dejar de lado otras griterías ya que otras como la K-Valve  (A-Clam) son para presiones hasta 232 BAR.

  El reductor cuenta con un latiguillo acabado en hembra de 1/8 BSP como el de la bomba HILL. Allí pueden acoplarse la mayoría de conectores de todos los rifles del mercado.


Las fotos de la grifería y del reductor pertenecen a un conjunto de 300 Bares (el número de hilos de la rosca lo delatan) pero, como he dicho hay otro tipo de griferías para botellas de 200 y 232 Bares. A pesar de que realmente no son demasiado útiles para el llenado de muchas de las carabinas del mercado, si tienen una carabina con exceso de curva de potencia y, solo te interesa llenarla a 140 Bares por ejemplo te pueden ser útiles.  Estas botellas tienen la denominada K-Valve.

 

 

 

 

 

 

El reductor que necesitarás para este tipo de grifería denominado A-Klam o A-Clamp (depende donde lo mires) será del tipo:

 

A este en concreto le falta el latiguillo. Fijaros que se enrosca por detrás de la botella y hace presión sobre la junta tórica de la grifería. La rosca superior es el purgador de aire.

  
Procedimiento de carga.

Primeramente cuando te dispongas a cargar tu rifle has de tener los pasos claros de un llenado para no incurrir en ningún error que de pie a un desenlace fatal:

1.   Une todos los elementos firmemente sin que tengamos fisuras. Asegúrate de que todo esta bien conectado.

2.   Abre la válvula de la botella poco a poco. Deja fluir el aire poco a poco hasta que se iguale la presión con la residente en la carabina. Verás en ese momento (si no tienes manómetro incorporado en la carabina) a que presión dejaste de disparas o en que presión se quedo después de ver los balines caer más de un palmo….

3.   Si el manómetro del reductor no sigue creciendo en presión abre un poco más el grifo de la botella.

4.   No te vallas nunca!!!!!!!!. Controla el proceso atentamente y cuando el manómetro del reductor llegue a los 200/205 Bares cierra el grifo de la botella. Si sigues metiendo aire en el rifle fastidiaras el deposito y puedes tener un GRAVE accidente.

5.   Todos los reductores tienen un purgador para eliminar el aire sobrante después de una carga de aire. NO, repito, NO se puede desconectar nada sin haber purgado el conjunto.

6.   Desconecta el conjunto y a tirar.

 

Redondear el conjunto

 

 

Cuando ya estas tan metido en el tema de aire comprimido y tienes más de un PCP de distintas marcas, cada vez que quieres rellenar de aire tienes que andar cambiando el conector de la carabina del latiguillo.

 Para evitar esto, que es un conatazo, te puedes hacer con un conector rápido hembra para acoplar al latiguillo y tener tantos machos como diferentes rifles.

 Aseguraros de que estos conectores son aptos para altas presiones ya, que muchos hablan y hablan y en realidad no saben ni de que hablan cuando les pides conectores rápidos.

 
 

  

La solución botella de buceo, reductor, conectores rápidos y accesorios como llaves inglesas o planas  te puede salir alrededor de 300 o 325€. Si, estas dispuesto a dejar de darle a la bomba ya sabes lo que has de comprar.

 Si lo tuyo es puro vicio y quieres complementar más y mejor tu equipo de botella también puedes incorporar un elemento como un manómetro de superficie. Este manómetro te servirá para saber en cada momento cuanta presión te queda residente en la botella y, cuando crees que deberás ir a recargarla. Realmente no es necesario ya que te darás cuenta de que tu botella esta en 200 Bar cuando el manómetro del reductor no sube más de 200 bar con toda la grifería abierta a tope.  Una foto de dicho manómetro de superficie:

 

 

Para viciosos

 

 

 

Si ya eres un vicioso de cuidado y tienes unos ahorrillos o alguna oportunidad puedes comprarte un compresor de cómo mínimo 200 Bar.  Normalmente los compresores eléctricos (o de gasolina) de 200 Bar suelen ser los mismos que los de 300 Bar pero tarados a 200-210 Bar. Esto último esta comprobado.

 Esta solución junto con una botellita de 3 litros es lo mejor de lo mejor de lo mejor pero… hacen falta muchos factores para que muchos pasemos por este estadio.

 Esperaremos que nos toque la lotería.

 Un buen compresor a un precio módico es el Coltri, es silencioso y muy fiable.

 

 

 

 

 

Mis conclusiones

 

 

Equipo de llenado completo
Bomba con Secado 250 €
Botella 10l 300 BAR 230 €
Reductor 70 €
Conectores rápidos 60 €
Manómetro de superficie 30 €
Repuestos tóricas 30 €
Llaves inglesas 30 €
Llenado Botella 9 €
TOTAL 709 €

Como veis, el sobrecoste de un PCP puede ser igual que el própio coste del PCP.

 Si puedes, este debe ser tu equipo de llenado:

 Ambos sistemas se complementan a la perfección. Cuando no tengas llena la botella puedes usar la bomba manual o al revés. Además muchas veces el peso y el verdadero engorro de llevar una botella a cuestas lo puedes suplir con la bomba manual. Si tienes que hacer pruebas de precisión asiduamente como la botella no hay nada.

 Solo, una vez más, quiero advertir que las presiones que se manejan aquí son muy importantes y que en caso de accidente puede acarrear muchos problemas. Por favor tened mucho cuidado.

 Por esto y por semejante logística es cuando te das cuenta que un buen muelle no tiene precio.

  Cuadro de texto: ©Puedes reproducir total y parcialmente este artículo siempre y cuando digas su origen y el autor. Estamos que gente como tu lea artículos como este.

VOLVER AL INICIO